Tailandia

Trekking con Elefantes en Chiang Mai

Cuando comencé a montar nuestro itinerario de 18 días por Tailandia, una de las cosas que más clara teníamos era que no íbamos a formar parte de ese, por suerte cada vez más pequeño, porcentaje de turistas que colaboran con el maltrato animal en el país.

Y cuando decimos colaborar con el maltrato animal, no queremos referirnos a que actúen activamente y a consciencia en este maltrato, sino que, o bien por falta de información, o bien por falta de concienciación, colaboran en actividades como subir en elefante, fotografiarse con tigres y asistir a espectáculos con animales encarcelados.

Así que una vez claro que no queríamos colaborar con ese tipo de espectáculos venía la parte difícil, ¿de verdad existe un santuario real en el que los elefantes estén libres y no sean “obligados” a interactuar con los turistas? 

Pues la verdad es que después de mucho leer e informarnos, creemos que el santuario ideal no existe, y que es un tema muy complicado de tratar.

Decimos que no existe porque para ser un santuario real, los elefantes deberían estar completamente en libertad e interaccionar con los humanos lo menos posible o nada, pero claro, si no dejas al turista estar cerca de este gigante ¿quién va a pagar por ir a verlos y por tanto de dónde van a sacar fondos para seguir cuidándolos?

Así que nos tocó investigar qué centro aseguraba que se trataba de un proyecto ético y de turismo eco-sostenible, y hablando con una chica española que conocimos en Ayutthaya dimos con ELEPHANT AT HOME.

wp-15812814120993697107314971054645.jpg

Ella nos pasó el contacto de Pablo y por whatsApp nos dio la información del centro. Lo leímos, nos pareció que se aproximaba a lo que buscábamos y decidimos hacer el trekking con ellos.

Pablo es un guía en castellano que ofrece diferentes tours por el norte de Tailandia, cuando él tiene disponibilidad para hacer el tour lo ofrece en castellano y cuando delega en otras personas entonces es en inglés.

Puedes ver los tours que ofrece en su página web https://rutatailandia.com/ (pero aquí no encontrarás el trekking con ELEPHANT AT HOME) Así que os dejo su contacto para que os pase la información por WhatsApp como hicimos nosotros +34 620 02 67 82 

Tras contactar y fijar una fecha con él, no nos quedó más remedio que hacerlo en inglés, pero bueno, te aseguro que no es ningún inconveniente, ya que es una actividad al aire libre en la que las palabras sobran. Bien es verdad que el tema explicación de qué hacen exactamente en el centro y la situación de los elefantes en Tailandia te la pierdes un poco (mi inglés es de andar por casa) pero para nada que esto sea determinante para no hacer esta excursión.

¿CÓMO ES ELEPHANT AT HOME? 

Elephant At Home es un campamento de elefantes situado en la selva, entre bosques y arrozales a unas 2 horas en coche de Chiang Mai.

Esta reserva está gestionada por la comunidad Karen, que lleva conviviendo y cuidando de ellos desde hace años en un entorno natural, con espacio suficiente para campar libremente, rodeados de árboles, vegetación, terreno irregular y agua.

Esta cooperativa formada por los Karen, gestiona los ingresos generados por las visitas de los turistas para promover el bienestar de los elefantes y para repartírselos entre los miembros de la aldea.

wp-15812813648985532433718155170954.jpg

¿EN QUÉ CONSISTIÓ EL TREKKING CON ELLOS? 

Una vez fijado el día del trekking, te recogen en tu hotel entre las 07:00 y las 07:30 a.m. en un todoterreno. Nosotros en total fuimos 4 turistas, así que el trekking quedó bastante íntimo y tranquilo.

De camino a la reserva hacen una parada para ir al baño, comprar algo de comida y comértela si quieres. La parada es en una aldea ya muy metida en las montañas en la que sólo te encuentras con locales.

Una vez finalizada la parada comienza la parte del camino “divertida”. El trayecto final que te lleva hasta la reserva es duro y se hace largo, ya que transcurre entre caminales empedrados de curvas de montaña, por lo que si te mareas lo pasarás mal.

Una vez en el campamento, nuestro guía se nos presentó y nos facilitó vestimenta típica de la aldea y una bandolera de tela para que pudiéramos llevar nuestras pertenencias y con una botella de agua dentro. Ya podíamos ver uno de los elefantes por allí rascándose la espalda contra un árbol, un elefante joven, por lo que pronto apareció la madre. En total pudimos interaccionar con tres elefantes, dos hembras adultas y el pequeño de una de ellas.

wp-15812818989127082765545788359980.jpg

Nos facilitaron plátanos para darles de comer y nos explicaron cómo acercarnos a ellos. Si bien los elefantes están libres de acercarse a nosotros o no, es obvio que habiendo comida por medio lo van a hacer.

Un pequeño detalle que no me gustó, fue que nos iban poniendo en ciertos lugares cerca de ellos y en diferentes posiciones para que ellos nos abrazaran con las trompas para así poder hacernos fotos. Ahí sí que sentí que los elefantes estaban “amaestrados” para hacerse cierto tipo de fotos con los turistas.

Una vez alimentados y hecha la primera ronda de fotos, nos fuimos algo apartados de ellos y tranquilamente, sentados bajo un techo de paja, nuestro guía comenzó a explicarnos curiosidades sobre los elefantes.

Después de la charla tocaba hacer “bolitas energéticas” para los elefantes. Un engrudo a base de cereales, raíces o tubérculos y plátano. Te explican sus propiedades y las haces al estilo tradicional machacando todos los ingredientes con ayuda de un rudimentario mortero gigante. Y allí se quedarían las bolas, secándose para poder dárselas a los elefantes a la hora de la merienda.

Tocaba comenzar el trekking, nos esperaba una caminata fácil, aunque de continua subida por montaña, adentrándonos cada vez más en selva. El trekking no duró más de 30 minutos, íbamos con nuestro guía y los elefantes iban por detrás con sus cuidadores, parando cuando querían y escogiendo senderos alternativos para rascarse con los árboles, revolcarse por tierra e incluso parar a refrescarse en un pequeño río que atravesamos.

Finalmente llegamos a nuestro destino, una bonita zona rodeada de naturaleza y con una cascada a nuestra disposición. Allí, nos esperaba una pequeña construcción de madera algo elevada donde había una buena comida preparada para nosotros. Arroz pegajoso, pollo y fruta para reponer fuerzas, una delicia que pudimos disfrutar nosotros cuatro, con el silencio del entorno y con vistas a la cascada.

wp-15812817296763448489552702294866.jpg

Tuvimos tiempo suficiente para comer tranquilamente, descansar e incluso echarnos una pequeña siesta.  Más tarde aparecieron los cuidadores, y con ellos el elefante más joven y su madre.

Pudimos darles de comer la fruta que nos había sobrado, y cuando el pequeño se metió en la cascada, su madre no tardó en acompañarlo y con ellos dos de nosotros.

wp-15812810639351373963936675075767.jpg

Aquí puedes refrescarlos echándoles agua y acercarte a ellos para seguir haciéndote fotos. Pasamos un rato agradable viendo como jugaban ellos dos en el agua y en ningún momento sentimos que se les estaba obligando a estar allí, eran ellos dos y la cascada, una gozada.

Una vez finalizado el baño tocaba volver hacia el campamento, de nuevo un trekking, ahora mucho más suave ya que es en descenso, y acompañados por los elefantes y sus cuidadores.

wp-15812812176115750442105517541585.jpg

Al llegar al campamento tuvimos más tiempo de estar con los elefantes ya que les dimos de comer las “bolas energéticas” que anteriormente habíamos preparado y algo más de alimento que nos facilitaron sus cuidadores.

En definitiva, una experiencia única que en pocos lugares podrás vivir, porque ¿cuándo más podrás estar tan cerca de este grandioso animal?

wp-1581281115600697834741127989470.jpg

Finalmente estábamos de vuelta en nuestro hotel alrededor de las 18:00h cargados de fotos preciosas y de una experiencia maravillosa.

 ¿CUÁNTO NOS COSTÓ LA EXPERIENCIA CON ELLOS? 

Podemos decir, que una experiencia como ésta, si os habéis estado informando por foros y demás blogs, es cara. Podemos decir que casi ninguna baja de los 100€ por persona, y es que, si quieres asegurarte de que visitas un centro en el que el elefante es respetado al máximo, te toca pagarlo.

Nuestra experiencia con ellos nos costó 2400BTH por persona (al cambio unos 70€) así que creemos que en cuestión calidad- precio, está muy bien.

En cuanto a forma de pago, nosotros lo hicimos por Paypal sin coste adicional. Pablo nos facilitó el enlace y por WhatsApp le mandamos el justificante de pago una vez le hubimos ingresado el dinero.

También puedes hacerlo en efectivo, pagando el importe en mano allí mismo, al guía del campamento.

¿RECOMENDARÍAMOS ESTE TREKKING CON ELEFANTES? 

Bajo nuestra experiencia y bajo las sensaciones que tuvimos, sí que la recomendaríamos. En ningún momento vimos maltrato, ni observamos señales de cadenas o de sufrimiento en ellos, pero claro, nosotros no somos expertos.

¿Que no sabemos cuándo el turista se marche qué hacen exactamente con ellos? también es cierto, pero eso es algo que creemos que nunca sabremos en ninguno de los centros que podamos encontrar por el país.

Algo que nos gustó, fue que éramos únicamente 4 turistas con tres elefantes, por lo que creemos que, en cierta forma, “se agobió poco” a los animales. Buscando información por Internet siempre me había encontrado con las típicas fotos de grupos de más de 10 personas rodeando, mojando y embarrando a unos pocos elefantes, y es algo en lo que tenía claro que no quería colaborar.

En fin, que como ya hemos dicho anteriormente, éste es un tema complicado de tratar, así que, si estás planteándote visitar un centro de recuperación de elefantes, asegúrate de haber investigado bien las diferentes opciones que tienes y que quede claro de que al menos, te aseguran que no se les monta, no se les obliga a actuar y que los grupos de turistas son reducidos.

RECOMENDACIONES 

Si finalmente decides vivir la experiencia con ellos te recomendaríamos:

  • Contacta con Pablo con varios días de antelación. Los grupos con los que trabajan son muy reducidos, así que los llenan rápido (aunque nosotros tuvimos mucha suerte de ser únicamente 4) Si tienes muy claro que el tour lo quieres en español, razón de más para reservar con tiempo.
  • Llévate una tarjeta de memoria que no vayas a utilizar ese día con tu cámara. Normalmente los guías te van haciendo fotos durante todo el tour, ellos ponen la cámara, pero no la tarjeta, así que os pedirán una a alguno de los que vayáis al tour. Si tu tarjeta es la elegida tendrás todo el trabajo fotográfico en tu poder, eso sí, después deberás pasar las fotos al resto de compañeros de experiencia 😉
  • No olvides la ropa de baño. Nunca sabes si acabarás mojándote en la cascada con uno de los elefantes.
  • Tampoco olvides la crema solar y menos aún el repelente para mosquitos. Recuerda que vas a estar andando entre vegetación en la penumbra, y es ahí donde los mosquitos te comen, literal.
  • Dinero el justo. Si ya has pagado el tour con anterioridad, con que lleves un poco para comprar algo para comer en la parada que hacen con el coche antes de llegar te sobra. Si eres de comprar artesanías echa un poco más de dinero, ya que cuando acaba el tour, antes de subirte al coche para traerte de vuelta, verás que las mujeres de la comunidad montan unos pequeños puestos con telas, joyas y demás souvenirs que podrás comprarles si tú quieres.
  • Y sobre todo y lo más importante, sé respetuoso con los animales. Demasiada interacción estarás haciendo ya con ellos dándoles de comer y bañándote con ellos, así que respeto ante todo, no son un juguete.

Como sabemos que las dudas seguirán rondando tu cabeza, te invitamos a que le eches un ojo a los centros recomendados por FAADA.

http://turismo-responsable.com/index.php?pais=173&id=11

Aquí podrás informarte del listado de centros de rescate que, según ellos, llevan a cabo una importante labor con los animales y que, en algunos casos, también ofrecen oportunidad de voluntariado.

Esperamos haber sido de utilidad, lástima que no vivamos en un mundo en el que cualquier ser vivo pueda vivir libre y en paz.

“Y piensa que seguramente nada de lo que hagas será lo óptimo para los elefantes, pero al menos, trata de escoger un buen lugar para verlos en el momento de visitar el norte del país”

____________________________________________________________________________________________

wp-15815027378147471060652289045453.png

Un comentario sobre “Trekking con Elefantes en Chiang Mai

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s